Recomendaciones

Practicar running en la playa también exige una serie de pautas y consejos que debes tener antes de poner el pie en la arena.

Especialmente si es la primera vez que te programas este tipo de rutinas.

· No conviene que planifiques sesiones excesivamente largas, y controlando siempre el ritmo.
Aunque no lo creas correr sobre la arena resulta más complicado que hacerlo sobre la carretera.
Tampoco debes excederte, porque la arena puede originar problemas y lesiones en el talón de Aquiles, así como en las articulaciones del tobillo. La mejor opción, alternar sesiones de playa y asfalto.

· Aprovechar los momentos de bajamar para correr junto a la orilla, ya que se trata de un terreno más uniforme y menos costoso que hacerlo sobre la arena blanda.

· Evitar las horas de mayor exposición a los rayos solares. Esto es, lo más indicado consiste en entrenarse a primeras horas de la mañana y a últimas horas de la tarde. Y por supuesto, no hay que olvidar el uso de cremas protectoras solares.